Anima Creadora

Ella es homo viator, quien viaja sin nombre de las profundidades a la piel, del oscuro infierno de la despersonalización a objeto central de lo inconsciente, y por qué no decirlo, a lo extimio como hetaira: ella es objeto de su libido, los límites del descenso y el ascenso del deseo, ánima que articula la lengua de correspondencias y semejanzas: lo femenino como senda en la que se integran los contrarios sin merma de la diferencia, ni figuras simbólicas de una dualidad irreconciliable, por fin sin sirenas… Ánimus en el exilio, allá donde hibridan el pensamiento con el amor héreos: tamiz de los cuerpos ironizados, reerotizados…